Información de los libros de
Louis Cattiaux










 
Disminuir tamaño texto Aumentar tamaño texto    Version imprimible
Visión

05/14. El pensamiento de la muerte ya no es un freno a la locura de los hombres, porque el mundo, que se ha vuelto igno­rante y débil, rechaza esta visión con horror o se entrega a ella con pasión y ceguera.

14/ 41. El que lo ha entregado todo a Dios, incluso a sí mismo, ya no experimenta la tentación de violentar nada para afirmar un aislamiento al que ha renunciado defi­ni­tivamente. "Por su visión desnuda y por su desapego inhumano, el santo es motivo de escán­dalo para los que permanecen sometidos a las apariencias y entregados a las ataduras de este mundo."

13/04. La pacificación de todo el ser es lo que conduce a la visión interior y a la unión divina.

14/ 50'. Quien conoce el fondo de la crea­ción no se escandaliza por ninguna injus­ticia, no tropieza con ninguna apariencia y no se conmueve por ningún trastorno en el mundo, porque sabe que en nosotros y alrededor nuestro todo se ajusta a la visión interior.

20/45. Manifestemos lo de dentro afuera como lo ha hecho nuestro bello Señor descendido del cielo. "Bendición y maldición proceden de la visión interior del espíritu y de la fe en acción por el verbo."

20/49. Nuestra visión interior es lo que hemos de ejercitar y animar, hasta que aparezca en el mundo viva y pura.

22/25. La visión justa es ver las cosas tal como fueron y tal como serán, es decir tal como son en realidad en la unidad primera.

35/01. ¡Oh, Señor nuestro y Dios nuestro!, confirma en el cielo nuestra palabra y nuestra visión terrestres, como nosotros confirmamos aquí abajo tu santo Nombre y tu santa presencia celestes.