Información de los libros de
Louis Cattiaux










 
Disminuir tamaño texto Aumentar tamaño texto    Version imprimible
Sal

02/83'. Toda humedad será expulsada de la tierra y el fuego consumirá la mugre inmunda hasta que la sal virginal aparez­ca, a la que se devolverá el agua celes­te para formar el nuevo mundo de Dios [.].

03/35'. Quien posee la sal de la tierra sazona el mundo a su gusto y la espolvo­rea sobre todo mal, hasta hacerlo desapa­recer en testimonio de la gloriosa virtud de Dios.

04/29. Utilizar prudentemente los bienes y soportar los males de este mundo permite recoger el agua del cielo y amontonar la sal de la tierra.

12/46'. Dios está más próximo del hombre que de ningún otro cuerpo terrestre, excep­to la sal de la tierra.

12/66. Toda la creación es preciosa ante Dios, ya que su cambio hace aparecer la sal de la vida.

19/28". ¿Quién se lavará en el fuego y en el agua a fin de volver a ser puro y blanco como la sal de la vida?

20/43'. El aceite se une con la sal por medio del agua y el agua se fija en la sal por medio del aceite, y todo permane­ce en Uno. ¡Oh, cenizas hu­mildes de la morti­ficación! ¡Oh, agua viva de la bendición! ¡Oh, pura sal del bautismo! ¡Oh, santo acei­te de la resurrección!

32/27. SCIENCIA SANTA y SABIA. SAL SAGRADA y SECRETA. SOLOS SOL y SELENE.

34/36'. Es una sal , pero también es un azúcar. Es una tierra, pero también es un fuego. Es un agua, pero también es un aire. Es una luz, pero también es un abismo.

40/16. Muchos pastores tienen buena volun­tad, pero han perdido la sal de la sabi­duría, y los más instruidos entre ellos ya no la conocen más que por símbo­los y de oídas, sin saber de qué se trata en verdad.