Información de los libros de
Louis Cattiaux










 
Disminuir tamaño texto Aumentar tamaño texto    Version imprimible
Necesidad

02/ 14. El trabajo que aumenta las necesida­des es vano. El que las disminuye es sagrado.

El mundo practica el primero. Los Sabios ayudan al segundo.

02/ 70. Quien trabaja más de lo que exigen las necesidades naturales, se casa con el infierno y con la muerte.

05/53. Pensemos primero en Dios, y él proveerá a nuestras necesidades ordina­rias y extraordinarias.

05/87. El que se ha reunido con la Madre y el Padre ya no se turba por las aparien­cias del mundo.

Usa con desapego de las cosas de la tierra y se doblega con indiferencia a las necesidades de la vida encarnada.

23/01. Las necesidades naturales deben permanecer separadas del culto de Dios hasta que sean absorbidas en él sin esfuerzo. Así evitaremos la división del pecado principal y su multiplicación en pecados particulares, que acaban por desanimar de la fe y del amor de Dios. Debemos tener cierta tolerancia con nosotros mismos y con los demás, como hace el Señor con todos; pero debe­mos permane­cer muy despiertos en la búsqueda y en la frecuentación del Per­fecto, pues es el único que nos liberará de las trampas y de las tentaciones del mundo si se lo pedimos sin cansarnos nunca.

23/15. No ocultaremos a nuestros hijos que están revestidos de una piel de bestia y tampoco les esconderemos los apetitos y las necesidades de la bestia, y se los presentaremos como funciones naturales indispensables para el mantenimiento de la vida encarnada, funciones de las que nadie debe estar orgulloso ni tener vergüenza, pues son pasajeras.